Alumnos

Egresados

Docentes

Posgrado

Investigación

Ingresantes

SIU Guarani
Unju Virtual
Campus FI
Extensiones Áulicas

 

Enfoque

La transición de la Educación Superior hacia nuevos escenarios

El Instituto Internacional de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESALC) fue creado por la Conferencia General de la UNESCO en 1997 a partir del Centro Regional para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (CRESALC) establecido en 1974.

Es el Instituto especializado del sistema de Naciones Unidas que tiene como objetivo contribuir a la mejora de la Educación Superior en los Estados miembros y recientemente ha publicado un conjunto de recomendaciones para planificar la transición hacia el nuevo contexto que se plantea para las Universidades que basaban su gestión educativa en actividades presenciales.

La primera propone aplicar un modelo en tres etapas: continuidad pedagógica a distancia, reanudación de las actividades pedagógicas presenciales en el marco de las medidas sanitarias y reestructuración de los modelos de enseñanza hacia uno híbrido que incluya presencialidad y virtualidad.

La segunda sugerencia se refiere a la necesidad de atender prioritariamente la falta de equipamiento y conectividad, ofrecer servicios y aplicaciones para teléfonos celulares y garantizar que estudiantes y profesores dispongan de vías de apoyo constantes.

Por último, el Instituto indica que será importante considerar el papel de la Educación Superior en los planes de estímulo para la recuperación económica y social.

El mundo no estaba preparado para una disrupción educativa a semejante escala, en la que de la noche a la mañana escuelas y universidades cerraron sus puertas apresurándose a desplegar soluciones de educación a distancia para asegurar la continuidad pedagógica. En este contexto global de emergencia, América Latina no es una excepción. La falta de planes de contingencia para enfrentar el cambio del modelo presencial al modelo educativo a distancia ha impactado de manera inédita a todos los actores de la Educación Superior.

Ante este panorama, el IESALC propone una ruta de preparación para la salida de la crisis de cara a la reapertura de las Instituciones de Educación Superior, enmarcado en asegurar el derecho de la educación de todas las personas en igualdad de condiciones.

El proceso hacia la transición debería atender las necesidades de equipamiento, conectividad, servicios para aplicaciones móviles y, en segundo lugar, planificar adecuadamente la reapertura presencial de operaciones con planes sanitarios, organizativos, pedagógicos y financieros, acciones que deberían ser supervisadas por un gabinete de crisis que vele por la continuidad y la equidad formativa y por el cumplimiento de los protocolos sanitarios.

En paralelo a este proceso de recuperación, se debe llevar a cabo la documentación de los cambios pedagógicos introducidos y sus impactos, la reflexión interna sobre la renovación del modelo de enseñanza y aprendizaje, invertir para mejorar la calidad de la docencia presencial y promover metodologías híbridas a través del rediseño de los procesos de enseñanza y aprendizaje, es decir, que combinen lo mejor de la presencialidad con el potencial de las tecnologías.

Las Instituciones de Educación Superior habrán perdido una gran oportunidad si no se detienen a reflexionar internamente acerca de las lecciones aprendidas durante la crisis sobre los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Indudablemente, cumplir con las directrices que señalan las Naciones Unidas sólo será posible a partir de un cambio rotundo en los sistemas de gestión de la enseñanza y del aprendizaje tanto desde el punto de vista académico, como administrativo y presupuestario.

El desafío no se debería reducir a la cuestión pedagógica ya que, en el caso de la Argentina, las dificultades que presenta la Educación Superior son crónicas y no se generaron a causa de la crisis sanitaria.

Desde hace medio siglo, más del 90% de las transferencias a las Universidades Nacionales son utilizadas para el pago de salarios del personal, tanto Docente como No Docente. Es decir, nuestro Sistema de Educación Superior no tiene capacidad de inversión y, menos aún, de mejoras estructurales como las que se imponen en estas circunstancias.

Argentina genera, en condiciones pre pandemia, sólo 6 Egresados cada 100 Estudiantes, mientras que la relación egresados/ingresantes arroja un promedio para las Universidades Nacionales del 26,9%. Este es el resultado esperado cuando el presupuesto de la Universidad se aplica casi en su totalidad en sueldos del personal.

El camino que indican las Naciones Unidas es un ideal, imposible de transitar en las actuales condiciones del Sistema Universitario aun con el esfuerzo que cada uno de los protagonistas estamos invirtiendo en sostener la Educación Pública.

Se impone un profundo análisis y, probablemente, el replanteo de la organización del Sistema de Educación Superior que hoy, salvo componentes excepcionales, se ha quedado en el tiempo. Esto no sólo afecta a las Instituciones y a sus Comunidades Académicas, sino que paraliza a la Sociedad en su conjunto.

 

Copyright © 2014-2022 - Facultad de Ingeniería - UNJu