Alumnos

Egresados

Docentes

Posgrado

Investigación

Ingresantes

SIU Guarani
Unju Virtual
Campus FI
Extensiones Áulicas

 

Enfoque

10 de abril: Día del Investigador Científico

Bernardo Houssay (10 de abril de 1887- 21 de septiembre de 1971) fue un científico argentino que recibió el Premio Nobel en Fisiología y Medicina en 1947.

La Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) proclamó el 10 de abril como Día de la Ciencia y la Tecnología. Por otro lado, la Organización de los Estados Americanos (OEA), instituyó el Premio Bernardo Houssay a los mejores investigadores y científicos americanos.

En la Argentina en esta fecha también se celebra el Día del Investigador Científico como homenaje a quienes hacen de la actividad científica su elección de vida y, con gran vocación aunque no sin dificultades, contribuyen a un mayor bienestar general.

La ciencia y la tecnología merecen un lugar central entre las prioridades del país ya que son factores principales para el crecimiento económico de las naciones, generando en interacción con el sector productivo importantes innovaciones que contribuyen al desarrollo sustentable.

Houssay institucionalizó la ciencia moderna en el país con la creación del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en 1957.

Fue un destacado estudiante, profesor e investigador universitario, impulsó una escuela de científicos que perdura al cabo de varias generaciones. Muchos de sus discípulos ocuparon posiciones de importancia en el ámbito académico de la Argentina y de países de América Latina. Los otros dos argentinos galardonados con el premio Nobel en ciencias estuvieron vinculados con él de un modo directo, Luis Leloir, e indirecto, César Milstein.

Se graduó del colegio secundario “Nacional Buenos Aires”, dependiente de la Universidad de Buenos Aires (UBA) a los 13 años. Tras recibirse se inscribió en la Escuela de Farmacia y Bioquímica de la UBA y tardó tres años en graduarse. Se inscribió en la carrera de Medicina de la misma Universidad, recibiéndose como Médico a los 23 años.

A los 21 años fue designado profesor de Fisiología de la UBA y en 1919 dirigía el Instituto de Fisiología de la UBA desde donde realizó los trabajos que le dieron fama internacional.

Fue uno de los primeros científicos en entender qué causa la diabetes, un trastorno caracterizado por un nivel demasiado alto de glucosa en la sangre.

Sus hallazgos le valdrían distinciones, la mayor de ellas el Premio Nobel de Medicina, que compartiría en 1947 con una pareja de científicos checoslovacos nacionalizados estadounidenses, Gerty y Carl Cori, quienes también hicieron importantes aportes al tratamiento de la diabetes.

Fue uno de los principales impulsores de la ciencia local. No sólo hizo aportes personales sino también formó a cientos de discípulos que hicieron que la Fisiología fuera uno de los campos más desarrollados de la medicina argentina. En tanto, ayudó a muchos otros científicos a desarrollar su carrera. Uno de ellos fue Luis Leloir, el médico y bioquímico argentino que también obtendría un Nobel (en su caso, de Química) en 1970.

Leloir trabajó con Houssay en el Instituto de Fisiología y fue él quien dirigió su tesis doctoral acerca de las glándulas suprarrenales y el metabolismo de los hidratos de carbono, que luego le darían prestigio internacional.

En opinión de Hussey un investigador debía dedicarse a tiempo completo a investigar y creó, a través del CONICET, la carrera del investigador con dedicación completa. Este es el mayor legado que le dejó a su país.

Otro de los grandes precursores y planificadores del Sistema Científico y Tecnológico argentino fue Domingo Faustino Sarmiento, en el Siglo XIX.

En 1862 trae a Buenos Aires a Germán Burmeister, consagrado naturalista alemán, para que se haga cargo del Museo porteño. En 1865 inicia contactos con el astrónomo Gould. En 1870, ya presidente, logra que el Congreso apruebe la instalación del Observatorio Astronómico en Córdoba. Durante su inauguración pronunció el siguiente mensaje: “Es anticipado o superfluo, se dice, un observatorio en pueblos nacientes y con un erario o exhausto o recargado. Y bien, yo digo que debemos renunciar al rango de nación, o al título de pueblo civilizado, si no tomamos nuestra parte en el progreso y en el movimiento de las ciencias naturales”. En 1874 funda en Córdoba la Academia de Ciencias y contrata a numerosos naturalistas europeos.

Así como Sarmiento se destacó como maestro, político, militar o estadista, también brilló como científico, capaz de entender la necesidad de elaborar una política de ciencia y tecnología para el país porque las entendía desde dentro.

En un contexto de emergencia sanitaria mundial se pone de manifiesto de manera contundente la relevancia que la ciencia, la tecnología y la investigación científica tienen para la Humanidad.

Desde la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Jujuy, lugar de trabajo de Investigadores y Científicos que día a día generan y comparten nuevos conocimientos con nuestros Alumnos y con la Sociedad, el merecido reconocimiento en su Día.

 

Copyright © 2014-2022 - Facultad de Ingeniería - UNJu